Las comidas
en el Hospital

Aspanoa paga el desayuno, la comida y la cena del acompañante del niño ingresado. Es decir, al mismo tiempo que le llevan una bandeja de comida al niño, el padre o la madre recibe otra que abona Aspanoa. Esto permite que los padres estén todo el tiempo acompañando a su hijo, ayudándole a comer si es preciso, sin necesidad de abandonar la habitación para alimentarse.

Cada año invertimos 10.000 euros en este servicio, sirviendo alredor de 1.600 comidas

Supone un ahorro económico muy importante para las familias y, sobre todo, les permite comer con sus hijos en la habitación
Reproducir vídeo