Voluntarios

Voluntarios, la espina dorsal de Aspanoa

Aspanoa tiene la gran suerte de contar con un centenar de voluntarios que, de forma altruista, realizan tareas de todo tipo para lograr que la Asociación cumpla su principal objetivo: mejorar la calidad de vida de los niños con cáncer. Su labor es encomiable y en Aspanoa nunca nos cansaremos de darles las gracias.


Una veintena acude de lunes a viernes a la sala de juegos de Oncopediatría del Hospital Infantil, organizados por turnos. Todos ellos son mayores de edad, reciben cursos de formación y los profesionales de Aspanoa han determinado que tienen las competencias adecuadas para realizar este voluntariado hospitalario.


A este servicio en el Miguel Servet se suman otros como el acompañamiento hospitalario. Está ideado para que, en los momentos puntuales en los que los padres no pueden estar junto a su hijo porque tienen quehaceres ineludibles, los niños estén siempre acompañados en la habitación por un voluntario de la Asociación.


voluntarios1


También es clave el servicio de apoyo educativo. Muchas veces ocurre que los niños oncológicos, dado que no pueden acudir a clase, precisan de un refuerzo en ciertas asignaturas. Aspanoa colabora estrechamente con los docentes de atención domiciliaria y, en este sentido, hay voluntarios que les echan una mano en materias como inglés, matemáticas, etcétera.


Una manera muy recomendable para comenzar a conocer la Asociación es integrarse, en primer lugar, en el grupo de talleres. Este equipo de voluntarios actúa como nexo de unión entre muchos servicios de Aspanoa, tales como el Club de Tiempo Libre, los campamentos en Almudévar o el propio voluntariado hospitalario. Por ejemplo, se encargan de preparar la decoración para actividades o fechas señaladas -las fiestas del Pilar, Hallowen, la Navidad...-, así como otros elementos muy bien recibidos por los pacientes como fundas de dibujos animados para los goteros. También diseñan manualidades que luego realizan los niños en el Hospital.


El voluntariado en la sombra


Pero existe un voluntariado que pasa especialmente desapercibido y que, no obstante, es clave para el buen funcionamiento de la Asociación. Todos trabajan por una causa en común: apoyar a los niños con cáncer. Y eso también requiere involucrarse en tareas de apoyo administrativo o en la gestión de actividades solidarias. Aquí se encuentra un amplio número de personas, desde el que corta el césped de la residencia de Almudévar hasta aquel que está presente en mesas informativas o en los controles para acceder al partido de veteranos del Real Zaragoza. También existen los 'Aspachapuzas', aquellos que de forma altruista ayudan a hacer pequeñas reparaciones en la sede. La lista, por fortuna, es muy larga.


Su labor se realiza muchas veces en la sombra. Pero ellos, al igual que los que están en el Hospital o en el grupo de talleres, constituyen la espina dorsal de Aspanoa. La Asociación no podría funcionar sin su enorme ayuda.


En ocasiones, faltan voluntarios para estar en mesas informativas. Esta labor parece una encomienda menor, pero es muy importante. Que Aspanoa cuente con una persona en todas las actividades solidarias permite dar a conocer la Asociación, conseguir nuevos socios e incluso recibir algún donativo. Todo ello destinado a sufragar los servicios que se ofrecen a los niños con cáncer.


Otra tarea muy relevante que realizan los voluntarios es recoger la recaudación de las huchas que hay en las farmacias. Aspanoa cuenta con 130 alcancías repartidas por todo Aragón y, por tanto, se precisa de una extensa red de voluntarios que se encarguen de ir a recogerlas. Asimismo, es una gran ayuda que los voluntarios faciliten el contacto de farmacias que puedan estar interesadas en poner una hucha.

HAZTE VOLUNTARIO

Para ser voluntario, es necesario ser mayor de edad.

A partir de ahí, la coordinadora del Voluntariado y del Club de Tiempo Libre de Aspanoa, Estela Gargallo, hace una entrevista personal al interesado para conocerle y determinar dónde puede encajar mejor.

Aspanoa también organiza de forma habitual cursos de formación para sus voluntarios, de forma que estén convenientemente preparados para las distintas situaciones que pueden surgir. Estos cursos, por supuesto, son gratuitos. 

Si estás interesado en ser voluntario, debes ponerte en contacto con Estela Gargallo para concertar una cita, preferiblemente a través del correo voluntariado@aspanoa.org o, en su defecto, llamando al 976 458 176.

NOVEDADES

Ver más noticias
Comparte en Redes Sociales  Facebook  Twitter