Tratamientos

Para obtener el mejor tratamiento, los profesionales de la Unidad de Oncopediatría del Hospital Infantil tienen en consideración no solo el tipo de cáncer y el estadio del mismo, sino también la situación de salud general del niño y otros factores. Basados en esta información, se desarrolla un plan de tratamiento específico para cada niños oncológico. Los tratamientos más habituales contra el cáncer infantil son: 

CIRUGÍA

Para la mayoría de los tumores sólidos, la cirugía es una parte esencial del tratamiento. Se trata de un tratamiento local, que busca extirpar el tumor y algunos de los tejidos que lo rodean, extendiéndose en ocasiones a los ganglios linfáticos. En ocasiones el tamaño del tumor hace imposible la extirpación completa del mismo por lo que se utilizan otras modalidades como la quimioterapia o la radioterapia para reducirlo y hacerlo extirpable. A veces también se utiliza la cirugía para la extirpación de metástasis.

Visita de los Reyes Magos a la planta de Oncopediatría del Miguel Servet

Los efectos secundarios de la cirugía suelen ser estéticos y funcionales, dependen mucho de la localización y de la agresividad de la misma. La cirugía con más secuelas funcionales es la cirugía de los tumores cerebrales (posibilidad de parálisis de pares craneales o alteraciones motoras), así como la cirugía de las extremidades, endoprótesis o amputaciones.


QUIMIOTERAPIA 

Consiste en la administración de una serie de medicinas, encaminadas a destruir las células cancerosas. La quimioterapia en general es un tratamiento sistemático puesto que llega a todas las partes del organismo. Existen familias de medicinas que tienen diferentes formas de actuar sobre las células cancerosas. Los tratamientos quimioterápicos suelen incluir más de una medicina por lo que se llaman poliquimioterápicos.

 La quimioterapia puede ser administrada por diferentes vías: oral, intravenosa, intramuscular, subcutánea e intratecal.

  • Oral. Es tomada por la boca en forma de solución, pastillas o cápsulas.
  • Intravenosa. Se administran en el torrente sanguíneo a través de una aguja o un catéter; puede ser administrada de forma rápida o durante una o varias horas.
  • Intramuscular. Se administra en el músculo utilizando una aguja.
  • Subcutánea. Se administra bajo la piel a través de una aguja muy fina.
  • Intratecal. Se administra en el líquido cefalorraquídeo que circula en el canal medular, mediante una punción con aguja fina pero larga en la parte baja de la espalda.


RADIOTERAPIA

La radioterapia se basa en el efecto terapéutico del uso de las radiaciones ionizantes, y como la cirugía, es un tratamiento local. Es utilizada generalmente en combinación con la cirugía y la quimioterapia. La radioterapia debe ser aplicada mediante el aparataje necesario, en los servicios preparados para ello, precisa de una planificación del tratamiento mediante la definición de campos, dosis y tipos de energía con el fin de optimizar la llegada de la máxima dosis al tumor y la menor a los tejidos sanos circundantes.

La aplicación de la radioterapia requiere, durante unos pocos minutos, de la inmovilización del niño, para que cada día se irradie exactamente el mismo campo. En ocasiones, a los niños muy pequeños es necesario sedarlos.

 

TRANSPLANTE DE MÉDULA ÓSEA

Se utiliza para cambiar las células enfermas o dañadas de la médula ósea por otras sanas. En dos circunstancias se puede necesitar este transplante.

La primera es cuando el cáncer ha dañado la médula ósea, habitualmente en el caso de las leucemias y algunos linfomas. La segunda circunstancia es cuando el tratamiento requiere altas dosis de quimioterapia o radiación que dañan a la médula durante el tratamiento. En este caso, suele utilizarse como consolidación de tratamiento en tumores sólidos.

Se pueden distinguir tres tipos de transplante de médula ósea (TMO): singénico, antólogo y alogénico.

  • TMO singénico. La médula ósea procede de un gemelo univitelino sano.
  • TMO autólogo. La médula del propio paciente es extraída para poder aplicar una terapéutica con la intención de erradicar el tumor e injertarla después como rescate hematopoyético.
  • TMO alogénico. El donante y el receptor comparten una identidad A, B, C, D dentro el sistema HLA con cultivo mixto de linfocitos negativo. La médula procede de un hermano o de un banco de médula ósea. Aquí dispone de información sobre el Registro de Donantes de Médula Ósea.


MÁS INFORMACIÓN

- Tipos de cáncer infantil.
- Publicaciones.

Comparte en Redes Sociales  Facebook  Twitter